Regulación

La exención fiscal de los cheques y tarjetas de comida pasa de 9 a 11€ diarios

El 29 de diciembre de 2017, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto 1074/2017 en el que modifica la exención fiscal de los cheques, tarjetas de comida, vales-comida o documentos similares, o cualquier otro medio electrónico de pago que se entregan al trabajador para atender la prestación del servicio de comedor.

Por lo que se eleva el importe diario exento de los 9 euros actuales a 11 euros diarios, con lo que se permite facilitar la cobertura de los gastos ordinarios de alimentación vinculados al desarrollo de la actividad laboral.

Con este cambio de fiscalidad, los empleados son los primeros beneficiados al aumentar su poder adquisitivo, ya que estos 11€ diarios están exentos de IRPF. Por ejemplo, si un empleado utilizara vales de comida a diario de lunes a viernes, ahorraría una media de 600€ anuales (calculados en base a un IRPF del 25%).

Este aumento de la exención fiscal se acerca al coste medio del menú de mediodía en España, que en los últimos años se había visto incrementado por la inflación y por el aumento de los costes de producción para los restaurantes.

Las empresas usuarias de vales de comida estiman que, desde la implantación de los vales, el absentismo laboral se ha reducido en un 37,7%, lo que supone un aumento en la productividad empresarial superior a 1,7 millones de horas.

 

La normativa fiscal vigente configura este sistema como una fórmula indirecta de prestación del servicio de comedor en la empresa estableciendo los siguientes requisitos:

  • La prestación del servicio sólo puede tener lugar durante los días laborables para el empleado o trabajador. Queda excluida la prestación durante los días que el trabajador o el empleado devengue dietas por manutención.
  • La cuantía máxima a cubrir no podrá superar los 11 € diarios. Si la cuantía diaria fuese superior, existirá retribución en especie por el exceso.
  • La prestación del servicio se entregará al empleado o trabajador en formato de vales, tarjetas o documentos similares.
  • Deberán estar numerados y expedidos de forma nominativa por lo que son intransmisibles. En ellos debe figurar su importe nominal y la empresa emisora.
  • No se podrá obtener el reembolso de su importe. La cuantía no consumida en un día no podrá acumularse a otro día.
  • Sólo podrán ser utilizados para el fin que están destinados pudiéndose solo utilizar en los establecimientos de hostelería adscritos a la red.
  • Se impone la obligación a la empresa de llevar y conservar un registro de los vales entregados a cada empleado, con expresión del número del documento, día de la entrega e importe nominal.