Regulación

La normativa fiscal vigente configura este sistema como una fórmula indirecta de prestación del servicio de comedor en la empresa estableciendo los siguientes requisitos:

  • La prestación del servicio sólo puede tener lugar durante los días laborables para el empleado o trabajador. Queda excluida la prestación durante los días que el trabajador o el empleado devengue dietas por manutención.
  • La cuantía máxima a cubrir no podrá superar los 9 € diarios. Si la cuantía diaria fuese superior, existirá retribución en especie por el exceso.
  • La prestación del servicio se entregará al empleado o trabajador en formato de vales, tarjetas o documentos similares.
  • Deberán estar numerados y expedidos de forma nominativa por lo que son intransmisibles. En ellos debe figurar su importe nominal y la empresa emisora.
  • No se podrá obtener el reembolso de su importe. La cuantía no consumida en un día no podrá acumularse a otro día.
  • Sólo podrán ser utilizados para el fin que están destinados pudiéndose solo utilizar en los establecimientos de hostelería adscritos a la red.
  • Se impone la obligación a la empresa de llevar y conservar un registro de los vales entregados a cada empleado, con expresión del número del documento, día de la entrega e importe nominal.